La tecnología como herramienta para mejorar la calidad de vida

La El Vicedecano Mg. Sergio Santa María junto al Director de la Escuela N°35 “Gral. Don José de San Martín”, Prof. Eduardo Osuna participaron de una muestra de dispositivos 3D de apoyo a personas con artritis. La convocatoria surgió del Grupo de Ayuda Mutua Artritis Reumatoidea (AMAR) para dar a conocer un proyecto para asistir a pacientes. La actividad se concretó en la sede del Centro Jubilados y Pensionados de la Provincia de Entre Ríos (CJPPER) en la capital entrerriana.

El encuentro fue organizado por AMAR con el objetivo de socializar entre las escuelas técnicas de la provincia el proyecto de impresión en 3D de los dispositivos.

El Dr. César Graff, reconocido profesional y ex presidente de la Sociedad Argentina de Reumatología, encabeza este proyecto de fabricación de dispositivos tecnológicos de apoyo en impresoras 3D para pacientes con artritis reumatoidea. La propuesta nació a partir de ganar una beca, (junto a los médicos Leandro Cino, Gustavo Rodríguez Gil y Raúl Paniego) de la organización PANLAR -Liga Panamericana de Asociaciones de Reumatología, una Asociación de organismos profesionales de Reumatología de países miembros de América del Norte, Central y del Sur- que promueve la innovación e introducción de novedades en métodos, instrumentos o aparatología médica.

Los componentes ideados por los profesionales facilitan a personas con afecciones reumáticas y deformantes, lograr soluciones ante situaciones cotidianas como abrir una botella, subir un cierre, prender un botón o abrir un picaporte, entre otros.

La intención de la muestra, que se concretó el jueves 26 de mayo, es motivas el apoyo y la adhesión del proyecto a fin de conseguir financiamiento para que las escuelas técnicas sean multiplicadoras.

El Prof. Esteban Fisolo, del Laboratorio de Informática de la Escuela N°35; el Téc. Jorge Cuestas, del Dpto. Tecnología para la Salud de la Secretaría de Investigación de la FCVYS|UADER y el Rgente de la Escuela Prof. Juan José Gottig participaron también de la convocatoria.

El Grupo de Ayuda Mutua Artritis Reumatoidea (AMAR) tiene como finalidad asistir a las personas para obtener el certificado único de discapacidad CUD; iniciar trámites en Obras Sociales y acompañar, aprender y trabajar en forma conjunta con ayuda mutua para lograr una mejor calidad de vida a pacientes diagnosticados con alguna de las Enfermedades Reumáticas.

Se reúnen el último jueves de cada mes de 16 a 18 hs. en el Centro de Jubilados Pellegrini 454 de Paraná.

 

¿QUÉ ES LA ARTRITIS REUMATOIDEA?

La Artritis Reumatoidea es una enfermedad inflamatoria crónica autoinmune de causa desconocida que afecta principalmente las articulaciones, aunque puede comprometer otros órganos de nuestro cuerpo, y que si no es tratada a tiempo produce destrucción articular, discapacidad física y alteración de la calidad de vida. No es hereditaria en forma absoluta.

Afecta más frecuentemente a mujeres que a hombres entre los 20 y 50 años. También hay niños pequeños que padecen artritis.

La Artritis Reumatoidea es una enfermedad que puede producir discapacidad pero tratada a tiempo y realizando controles periódicos, la calidad y expectativa de vida pueden no alterarse.

Es necesario informarse y si bien otros pacientes o internet pueden hacerlo, la mejor y más certera información la obtendrá de su reumatólogo.

El tratamiento 

Todos los pacientes deben recibir por parte del reumatólogo los medicamentos específicos para controlar la enfermedad. No existe un tratamiento que la cure pero si un tratamiento que elimina las molestias porque frena el avance de la enfermedad y evita la aparición de deformaciones y de discapacidad

Una vez que la enfermedad es controlada con el tratamiento suelen sucederse períodos de calma, aunque pueden existir exacerbaciones. Por ser una enfermedad crónica como la presión alta, la diabetes, etc. necesita control y tratamiento por largo tiempo, lográndose mejores resultados cuanto antes se inician y cuando son constantes.

El tratamiento consiste en: Descanso de las articulaciones: 8 a 10 horas nocturnas y media a 1 hora al mediodía. Kinesiología: ejercicios para mantener el movimiento y la fuerza. Tratamiento sintomático que no modifica la enfermedad pero disminuye el dolor y la inflamación: antiinflamatorios y corticoides en bajas dosis. Su efecto es inmediato.

Tratamiento específico o modificador de la enfermedad: son medicamentos que frenan la inflamación y en consecuencia la destrucción articular por lo que deben tomarse cuanto antes y no deben suspenderse ya que la enfermedad avanza. Pueden demorar 2 o 3 meses en hacer efecto. Pueden utilizarse solos o combinados. En los últimos años se han desarrollado nuevos tratamientos que bloquean las sustancias que producen la inflamación. Se denominan tratamientos biológicos. Hay diferentes familias y son muy efectivos en aquellas personas que no han respondido al tratamiento habitual. Estos medicamentos solo pueden ser indicados por el médico reumatólogo que es quien conoce el balance adecuado entre riesgo y beneficio.

 

 

 

 

 

Menú
Ir al contenido