Soltar un libro para multiplicar la lectura

EL DI´A DE LA BIBLIODIVERSIDAD

Desde la Facultad de Ciencias de la Vida y la Salud remitimos información del Rectorado de la UADER, quién a través de la Editorial se suma a la consigna por el Día de la Bibliodiversidad y propiciará el intercambio de ejemplares en la vía pública y en eventos. Además realizan una encuesta para identificar preferencias de lectura.

En más de diez países de América Latina, el 21 de septiembre se celebra el Día de la Bibliodiversidad, en cuyo marco diversas organizaciones proponen soltar un libro en la vía pública con el fin de que otras personas se apropien de ellos en tanto objetos culturales, estimulando de esta manera la entrada en circulación de los mismos para ser disfrutados por todos en un sentido multiplicador y expansivo.

A partir de la iniciativa de la Editorial, la Universidad Autónoma de Entre Ríos (UADER) resolvió sumarse este año a esta idea-fuerza, para lo cual trabaja en distintas acciones que tendrán por objetivo invitar a la comunidad universitaria a intercambiar libros, como una activa defensa de la diversidad cultural.

En este marco, desde la Editorial se está realizando una encuesta a docentes y autoridades de la Universidad mediante la red social Facebook y por correo electrónico, indagando qué libro soltarían y por qué ese libro y no otro, con el propósito de identificar preferencias de lecturas, así como también incitando a la concreción de esta consigna que comienza a formar parte de la agenda cultural latinoamericana.

Qué es la Bibliodiversidad

Los libros “liberados en la calle” y “viralizados en la vía pública” multiplican su potencial y llaman la atención sobre la circulación de los libros como objetos, como portadores de ideas, como bienes culturales. No casualmente, el día de la Bibliodiversidad se festeja en varios países de Latinoamérica en la fecha que comienza la primavera en el Hemisferio Sur, planteando de esta manera una metáfora que desafía el sentido actual de la circulación del libro y las ideas -de Norte a Sur- e impulsando también otros recorridos: de Sur a Norte, y en el Sur de manera transversal.

La Bibliodiversidad implica la promoción y defensa de la diversidad de producciones editoriales (principalmente de libros), y la consecuente pluralidad de contenidos y perspectivas del mundo que debe ofrecerse a los lectores como un derecho. En este marco, es visible que el sustrato de la bibliodiversidad se ve amenazado por la creciente homogeneización de los contenidos y la best-sellerización del mercado del libro, que privilegia la venta rápida y la perspectiva comercial sobre cualquier otro factor.

En la actualidad, la bibliodiversidad corre peligro por la sobreproducción y la concentración financiera del mundo editorial, que favorecen la dominación de unos pocos grandes grupos editoriales y la búsqueda de rentabilidades elevadas. Hablar de bibliodiversidad como concepto opuesto a la bestsellerización (venta de muchos ejemplares de pocos títulos, de contenido estandarizado) implica desafiar también una realidad económica actual: según datos vertidos en la última reunión de la Red de Editoriales Universitarias (REUN), en el mercado editorial el 50% de la oferta de libros viene de empresas concentradas, en su mayoría trasnacionalizadas.

Contexto de la celebración

En Argentina, el Día de la Primavera se celebra el 21 de septiembre (con uno o dos días de anticipación a la fecha astronómica) al igual que en Chile y Bolivia. En esta misma fecha, los jóvenes argentinos festejan además el Día del Estudiante. En Perú, el 23 de septiembre se celebra el Día de la Primavera y la Juventud, en Paraguay también se celebran el Día de la Primavera y el Día de la Juventud pero el 21 de septiembre, y en México se celebra la llegada de la primavera el 21 de marzo junto al natalicio de Benito Juárez.

Numerosas organizaciones internacionales como Unesco, Cerlalc, Unión Latina, diversos actores del mundo cultural y editorial como la Association internationale des libraires francophones, la Alianza Internacional de Editores Independientes, numerosos colectivos nacionales de editores (AEMI en México, Asociación de Editores de Chile, EDINAR en la Argentina, REIC en Colombia, AEI en Perú, FIDARE en Italia, LIBRE en Brasil, Asociación de Editores de Madrid/Pequeñas editoriales en España) promueven y protegen la bibliodiversidad a través de su acción permanente.

Se puede atribuir la invención del término bibliodiversidad a editores chilenos, cuando se creó el colectivo Editores Independientes de Chile a finales de los años noventa. La Alianza de los Editores Independientes ha contribuido considerablemente a la difusión y promoción de ese término en varias lenguas.

Fuente y contacto: www.uader.edu.ar

También te puede interesar...