Inicio Institucional Efemérides Día Internacional de lucha contra el Tabaco

31 de mayo: Día Internacional de lucha contra el Tabaco 
Alejandra Doval: “Una persona que fuma veinte cigarrillos diarios se hace 365 radiografías al año, en relación al consumo de polonio que consume”

alejandra_dovalEl 31 de mayo se conmemora el Día Internacional de lucha contra el Tabaco, en el marco de una serie de actividades tendientes a instalar la problemática de esta epidemia que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), acabará con seis millones de vidas en 2011. La neumonóloga Alejandra Doval, docente de la Cátedra Patología General en la Tecnicatura de Análisis Clínicos y de la Licenciatura en Producción de Bioimágenes de la FCVyS y Directora del Programa Provincial de Lucha contra la Tuberculosis, dialogó con el Área de Comunicación Institucional de la FCVyS al respecto.

¿Cómo se encuentra la Argentina en el marco de la campaña mundial anti tabaco?

Argentina es uno de los pocos países que no ha firmado aún el Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud para el Control del Tabaco (CMCT): éste es el primer tratado mundial de salud pública cuyo texto fue aprobado por la 56° Asamblea Mundial de la Salud en mayo del 2003. Fue ratificado por casi todos los 168 países firmantes –ahora son 173-, incluyendo la Unión Europea, los principales productores de tabaco como China, Brasil, India, Turquía, casi todos los países de Latinoamérica, y todos los de MERCOSUR, excepto Argentina.
Sin embargo, desde las provincias están tratando de legislar sobre este tema, supliendo de forma independiente la falta de respuesta a nivel nacional y el hecho de que se ilustre la ausencia de Argentina en los encuentros relacionados con este convenio con un cenicero sucio. Entre Ríos ha legislado a favor de ser una provincia libre de humo y canaliza todo el esfuerzo actualmente en la promoción de ambientes libres en lugares públicos, porque fundamentalmente lo que pretende la ley es que se legisle a favor del no fumador o fumador pasivo. No significa que no nos interesa el que fuma, sino que la primera gran medida es tproteger al fumador pasivo.

pasivo¿Realmente tiene una dimensión cualitativa el daño que implica para el no fumador su exposición al tabaco? ¿Por qué el concepto de fumador pasivo es relativamente nuevo?

El concepto de fumador pasivo comienza a manejarse en la década de los ´70 a nivel mundial, y en los `80 en la Argentina. Sí, es importante, sobre todo si se tiene en cuenta que aumentan en un treinta por ciento las posibilidades de adquirir enfermedades de origen cardiovascular, cáncer y otras complicaciones respiratorias. El tabaquismo pasivo aumenta particularmente los problemas de salud en los niños incluyendo principalmente problemas respiratorios, infecciones del oído y el síndrome de muerte súbita del lactante.

tabaco_copia

Datos sobre el cigarrillo y sus efectos

El tabaco es responsable de enfermedades cardíacas, respiratorias y de tumores cancerígenos, entre otros perjuicios. Cada cigarrillo posee entre 7 y 20 mg. de alquitrán y produce 80 cm3 de monóxido de carbono que reduce en un 10% la capacidad de transporte de oxígeno sanguíneo. Cuanto mayor es el número de cigarrillos y más prolongado es el tiempo de fumador, mayor será el daño de la salud. El cigarrillo, además, contiene otros tóxicos: amoníaco, alcohol metílico, ácido clorhídrico, furfural, aldehídos, arsénico y polonio radioactivo. La combustión del tabaco genera la formación de los llamados "radicales libres" que al combinarse con los tejidos con los que toman contacto los lesionan.
Uno de los mayores riesgos son las enfermedades cardíacas. Los ataques cardíacos son 3 veces más comunes en fumadores y en el caso de quienes fuman más de un atado diario el riesgo es 5 veces mayor. La posibilidad de morir precozmente por una enfermedad del corazón resulta entre un 26% y 90% más alto en los fumadores. Además, el tabaquismo es conocido como un factor principal de la arteriosclerosis, enfermedad que obstaculiza la circulación sanguínea y la nutrición de los tejidos de cualquier órgano o miembro.

Cuando las enfermedades cardiovasculares generadas por el consumo de tabaco conviven con la diabetes, la hipertensión arterial, las dislipemias, la obesidad, la ingestión de anticonceptivos y el stress los riesgos de sufrir un ataque aumentan de manera considerable.

El cigarrillo afecta también las vías respiratorias. Los enfisemas y la bronquitis crónica es causa de muerte en países desarrollados y ocurre 6 veces más en adictos al tabaco. El consumo de cigarrillos, además, es la causa más importante de invalidez respiratoria. Favorece infecciones y agrava el asma bronquial e induce su aparición en los niños.

El humo del tabaco contiene más de 40 sustancias conocidas capaces de generar cáncer. Tanto fumadores activos como pasivos están expuestos diariamente a las mismas. De hecho, de cada 12 muertes por cáncer de pulmón, 11 se corresponden con fumadores activos. Incluso, el fuerte aumento del cáncer de pulmón femenino ha desplazado en algunos países al cáncer de mama como causa maligna de muerte. A su vez, el tabaquismo es responsable de cánceres de nariz, labios, boca, faringe, laringe, vejiga, riñón, cuello de útero, esófago, colorectal, piel y otros.

¿Cómo se planifica y se instrumenta una política que propicie los ambientes libres de humo?

La política de ambientes libres de humo va más allá de la protección de fumador pasivo, pretendiendo del mismo modo que el usuario del tabaco lo haga cada vez menos: a su vez, esta gestión se articula con espacios de asesoramiento y contención en los organismos públicos para aquellos que quieren dejar de fumar, quienes son notificados de los riesgos de ser fumador: una persona que fuma veinte cigarrillos diarios se hace 365 radiografías al año, en relación al consumo diario de Polonio, sustancia que se encuentra en el cigarrillo, por ejemplo.
De todos modos, creo que el trabajo más importante pasa por el no inicio, por la prevención, y por erradicar las iniciaciones de niños o jóvenes en el consumo del tabaco.

¿Cómo se caracteriza al fumador, desde su inicio hasta el cese del consumo?

El fumador tiene distintas etapas en su vida como tal: la primera es de pre-contemplación, en este momento no registra absolutamente ningún deseo de dejar de fumar, más aún, quiere seguir fumando y cierra el diálogo. Luego entra en el período de contemplación, donde empieza a considerar la opción de dejar el tabaco o comienza a experimentar el consumo con culpa. Ésta es un período sumamente interesante para acercarle material y brindarle algún tipo de ayuda para tomar la decisión. Por último, se encuentra la etapa de decisión, lo que se llama el Día D. Generalmente, nosotros recomendamos que se tome esta decisión en una fecha que se recuerde, que se pueda festejar, un aniversario, cumpleaños, un primero de enero. Digo esto porque el que deja de fumar lo festeja con el paso del tiempo como un logro que va a recordar siempre. Es un duelo victorioso.

¿Qué alternativas o ayudas hay para el fumador que quiere dejar de serlo?

Si bien hay fumadores que dejan el cigarrillo sin ningún tipo de tratamiento, con su pura voluntad, también se recetan medicamentos para ir abandonando el mismo. Las medicaciones que se ofrecen para dejar de fumar van desde antidepresivos, como el Bupropión, hasta la Vareniclina que es una medicación que se usa exitosamente, muy cara para muchos, que lo que hace es anular el efecto de estimulación de la nicotina y generar una sensación de saciedad, distancia las ganas, por decirlo de alguna manera. Por otro lado, están las alternativas que se pueden usar solas o combinadas, como son los parches y los chicles de nicotina. Un paliativo natural para dejar el cigarrillo es también la ingesta abundante de agua

¿Hay algún tipo de cobertura o asistencia por parte de las obras sociales para llevar adelante un tratamiento médico o farmacológico para dejar de fumar?

En el IOSPER, en el PAMI, y en el Instituto del Seguro, con justificación clínica, se cubre un porcentaje del tratamiento con vareniclina o con sustitutos con nicotina. Hay algunas obras sociales que lo aceptan, previo estudio que lo argumente.

¿Qué consejo le daría a un ex fumador en sus primeros pasos por la vida libre de humo?

Les recuerdo, cuando dejen de fumar, que uno nunca controla. Al igual que aquel que consume alcohol, debe evitar los lugares permitidos. En ese sentido, existe también una figura que se llama ex fumador tolerante, que es aquel que dejó el tabaco pero sigue asistiendo a lugares donde se fuma para encontrarse con el olor del cigarrillo, esa sensación de cercanía que no puede olvidar. El que ha fumado sabe que la adicción es muy fuerte, es incluso más adictiva que la cocaína, y es legal.

¿Qué pasa cuando se deja? ¿Cómo actúa la dependencia?

Cuando uno deja de fumar, se generan dos dependencias, una física y otra psíquica; la primera es el estado de sofoco, de sensación de ahogo, taquicardias, alteraciones producto de la ausencia de nicotina en la sangre, y que se resuelve en generalmente en tres meses. La dependencia psicológica, en cambio, es distinta, es este romance, este hábito, este rito en el que el fumador o ex fumador ha depositado un valor. Esta es para toda la vida y es la más cuesta sobrellevar.

tabaco_info2



 


 

Redes sociales

Delicious

Accesos Directos

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
beeg hacklink hacklink erotik film izle seks hikayeleri escort istanbul